Luego de que se conociera la solicitud de la Procuraduría al alcalde de Cartagena, William Jorge Dau Chamat, de suspender de manera inmediata el ingreso a varias playas de la capital de Bolívar, incluyendo Playa Blanca y Cholón, argumentando situaciones de inseguridad, la muerte de una turista, varios accidentes, fallas en las ambulancias acuáticas y cobros excesivos a turistas, EL COLOMBIANO habló con Paula Cortés Calle, presidenta de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), para conocer su visión sobre la situación.

¿Cuáles son los principales retos a las que se enfrenta el país en materia de turismo, teniendo en cuenta que ha tenido un aumento constante desde hace varios años?

“Creo que no solo son los retos que tenemos en estos momentos, que incluyen mayor infraestructura, combatir la informalidad, tener mejores y más paquetes turísticos, promoción de destinos y obviamente tecnología, que son como los temas que consideramos que ya están”.

¿Qué medidas deben de tomar las autoridades locales y nacionales para mitigar los daños que puede tener el turismo en el país?

“Anato es la entidad que ha hecho el pronunciamiento sobre la preocupación de las playas. Por supuesto consideramos que es bien importante que la alcalde de Cartagena, la Dimar y Parques Nacionales tengan una mayor presencia en las playas de Cartagena y sobre todo creemos que la normatividad está, pero se debe hacer cumplir. Es una alerta que nos genera, no es nueva, sino de hace un par de años que venimos manifestando la preocupación de la informalidad, de la capacidad de carga en os destinos turísticos y del uso desmedido de una cantidad de turistas que no tienen ningún control que dañan el ecosistema”.

¿Qué está pasando entonces?

El problema grave es que no hacemos cumplir la regulación, que es cuando entran las autoridades locales, ministerios (Industria, turismo y comercio), parques nacionales. Creo que si se hace cumplir la capacidad de carga, se estipula el control de unas taquillas en el área terrestre y también en el área marítima, se pueden preservar más como se hace en cualquier playa del mundo. La medida general no es cerrar las playas o no utilizarlas; hay que saberlas utilizar con un control”.

Fuente: https://www.elcolombiano.com

Agencia de viajes de turismo: buxtur.com